Seguimiento ♥

domingo, 3 de abril de 2011

Odio ser tan celosa, tan desconfiada, odio tener la habilidad o defecto de maquinarme por todo, y hacerme la gran película, cuando no daba ni para un trailer. Odio ser así a veces, y otras me es indiferente. Pero los celos y hacerte la película te consume.
El celoso no sufre por lo que sabe sino por lo que se imagina.

4 comentarios:

nubedealgodón dijo...

Cuando quieres es normal tener celos, pero ojo! en su justa medida :)
un beso bonita!

Una dosis de forrocis no viene mal. dijo...

Los celos, te comen la cabeza, el pelo, las orejas, todo.

Ro dijo...

Totalmente cierta la última frase!

don vito andolina dijo...

Hola. íntimo blog, profundas entradas,si te gusta la palabra infinita, la poesía,te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen martes, besos múltiples...